sábado, 24 de mayo de 2008

Rosa y de goma.

Y estoy de vuelta. Al final decidi retrasar mi plan hasta este jueves que paso. Aca va el relatito:

Era jueves y mi plan era "portarme mal" para que Yoda me suspenda el viernes y asi tener el finde larguito con mi cuchi.
Y entonces...llegue el jueves y por obra y gracias del espiritu santo, Yoda subio conmigo en el ascensor.
-Buen dia.-me dijo.
-Que tal.-dije yo mirandola desde mis de botas de 5 centimetro de alto (si, ese era mi Bitch day)
-Hay bastante trabajo hoy. 6 operaciones programadas.-me dice.
-La verdad ni idea. Recien me subi al ascensor.-le digo yo. Ella me mira...bueno, mira mi cintura porque la vieja es bastante chiquita.
-Un trabajador responsable lo sabria.-comenta.
-Why do birds...suddenly appear...-canturreo yo mientras me maquillo mirandome en el espejo.
Yoda frunce los labios y las puertas del ascensor se abren. Salimos al exterior y me voy directo al escritorio donde Laura ya revisa unos papeles.
-Buen dia Laura.-le digo yo.
-Adivina lo que encontre en "Utileria"-me dice ella conteniendo la emocion. (Llamamos utileria a los objetos personales de los pacientes que nadie reclama)
Entonces lo saca de su cartera. Y mis ojos se iluminan cuando lo veo.
-Pero no le digas a nadie boluda.-me dice escondiendolo otra vez.
En la hora del almuerzo, saco del bolso de Laura el artefacto y lo escondo.
Voy a la salita donde los medicos guardan sus cosas y me acerco al locker de Yoda.
Como recepcionista, tengo las llaves de todos los lockers, asi que increiblemente todo es mucho mas facil. Abro el de Yoda, pongo el objeto, cierro, me voy a almorzar.

-¿Quien fue?-nos dice horas mas tardes pasando frente a nosotras (las recepcionistas) como un militar tratando de decidir a que recluta castigar.
-La que lo hizo tiene una suspension asegurada y lo sabe ¿No?-nos dice blandiendo el aparatito como una espada.
-Doctora nosotras...-comienza a decir Laura, sin saber como eso que ella encontro en "Utileria" llego a sus manos.
-Ustedes dan verguenza.-le dice.-No me asombraria que no pasen de recepcionistas.
"Y ahi va"-pienso.
Cada vez que alguien se manda una, las ninguneadas de Yoda aparecen de la mano a saludarnos a todas.
-¡Es la ultima vez que lo digo, quien fue!-dice casi gritando. Y entonces pasa...
El objeto en sus manos prende una luz rosa y empieza a vibrar. El consolador en sus manos estaba a punto de ebullicion.
Yoda lo suelta con asco y yo empiezo a reirme a carcajadas, ante el asombro de las demás que me miran aterrorizadas.
-Me parece que ya se quien fue.-dice ella mirandome desde su metro cincuenta...

Yoda me sermonea. Yoda me ningunea. Yoda me suspende.
-Yo se lo que pretendes vos.-me dice antes de irme.-Pero no puedo no suspenderte. Son las reglas. Que disfrute su fin de semana largo Ezcurra.
-Usted tambien Estela. Ah! y lleveseló.-le digo señalando el consolador.-A todos nos viene bien algo de compañia.
La furia en su cara la distorciona y yo cierro la puerta de la salita.
Agarro mis cosas, bajo al estacionamiento y espero.
Marcos no tarda en aparecer y cuando me subo al auto me dice:
-Que tal tu dia?
-Normal...le puse un consolador a Yoda en el locker, me suspendió...normal.-le digo yo.
Marcos me sonrie y yo le devuelvo la sonrisa.
Los dos sabemos que en menos de una hora, el ambo celeste que esta usando se va a volver a reencontrar con el suelo.

3 comentarios:

Nitsuga dijo...

ajajajaj

la verdad q tus cuentos son para hacer un libro, pero posta!

yoda maligna ♥

mi profesora de matematica del colegio era igual, encima cada día se achicaba un poco mas... llegó un momento q ya no sabias cuando aparecía de repente para putearte y decirte lo mal q te iba a ir en la vida

en fin, me pasaba nomas, saludoss

Dorian dijo...

gracias por el comment!, segui con yoda q a las viejas malco hay q atocigarlas

Alejandro the Wyvern dijo...

CHE VOLVE A POSTEAR

AVISA CUANDO LO HAGAS

BESO